Desde Psicoforma nos gustaría ayudarte a que este tiempo en cuarentena, sea una oportunidad para escucharte, mirar hacia dentro y aprender recursos para fomentar una relación saludable contigo mism@ y con aquello que te rodea.

Una de las frases que más hemos oído en esta primera semana confinad@s ha sido la de: “cómo nos vamos a poner”, “yo no he podido parar de comer”, “vamos a engordar”. Esta tendencia a comer por razones ajenas al hambre podría darse por varias razones, pero una de las más comunes es por el conocido “comer emocional”.

Podríamos definir el comer emocional como el acto de ingerir alimentos con el objetivo de eliminar o reducir la experiencia emocional desagradable, ignorando así nuestras señales de hambre y/o saciedad. Es decir, comemos para dejar de sentir, comemos porque no hemos aprendido a darnos la paz y la calma que necesitamos a través de otras vías más saludables. Y así, nos comemos el aburrimiento, la frustración, la incertidumbre, la falta de control, la apatía y la preocupación.

Esto, lejos de ser una herramienta de regulación emocional adaptativa, nos impide escuchar el mensaje que las emociones tienen para nosotr@s y, además, está asociado al sobrepeso y a la obesidad (Fettich y Chen, 2012; Masheb y Grilo, 2006; Müller et al., 2014; Pinaquy et al., 2003; Puhl y Heuer, 2010; Silva, 2005, 2008).

Las personas con tendencia al “comer emocional” quedan atrapad@s en un bucle en el que la comida se viste con el traje de salvador y villano al mismo tiempo. Esta tendencia a comer por razones ajenas al hambre o la saciedad física puede provocar sentimientos intensos de culpabilidad y vergüenza. En definitiva, emociones desagradables que, en muchas ocasiones, tratamos de eliminar o reducir a través de una nueva ingesta, perpetuando así un ciclo que puede resultar complicado de deshacer.

La practica de mindfulness en general y, concretamente, los programas centrados en la relación con la alimentación (conocidos como programas de mindful-eating o alimentación consciente) han demostrado eficacia, entre otr@s, en la disminución de atracones (Courbasson et al., 2011; Smith et al., 2006), una mejora en la capacidad atención al cuerpo, aprendiendo a discernir las señales de hambre y saciedad de estados emocionales (Alberts, Mulkens, Smeets y Thewissen, 2010; Alberts, Thewissen y Raes, 2012), una predisposición a elegir alimentos más saludables (Brown, Ryan y Creswell, 2007) y una mejora de la capacidad de atención y regulación emocional (Leahey et al., 2008)

A través de la práctica de alimentación consciente buscamos aproximarnos, desde una actitud curiosa y amable, a la relación que mantenemos con la comida. Darnos cuenta de nuestros patrones inconscientes, automatismos e inercias para, desde este nuevo autoconocimiento, construir una nueva forma de relacionarnos con la comida basada en la conexión con el cuerpo, en el autocuidado y en la satisfacción.

Atendiendo a todo esto y al momento en el que nos encontramos, nos gustaría invitarte a nuestro grupo online de alimentación consciente o “mindful-eating”. Durante nuestras sesiones aprenderemos:

  • Qué es mindful-eating.
  • Cómo podemos practicarlos durante el confinamiento.
  • Aprenderemos a atender y descifrar las señales del cuerpo para poder ofrecernos aquello que necesitamos en cada momento.
  • Desarrollaremos nuevas formas de regular nuestra frustración, enfado, ansiedad, aburrimiento y, en definitiva, todo el abanico de emociones desagradables que puede acompañarnos durante esta cuarentena, reduciendo así el “comer emocional”.
  • Y, sobre todo, aprenderemos a disfrutar de la comida de una forma totalmente nueva y muy enriquecedora.

Todo esto se realizará en modalidad online, a través de la herramienta de videollamada gratuita zoom. Es muy sencilla de utilizar y puede descargarse para ordenador a través de este link: https://zoom.us.Y para dispositivos móviles a través de “app store” en IOS o “play store” para Android.

En nuestro grupo de alimentación consciente, nos acompañaremos durante cuatro sesiones de 1 hora y media de duración que se realizarán los miércoles 8-15-22-29 de abril, de 19.00 a 20.30. Para fomentar un ambiente íntimo y garantizar una atención de calidad a cada participante los grupos serán reducidos (5-6 personas).

Todas las semanas te enviaremos un dossier de contenidos y una copia del power point que utilizaremos de apoyo para cada sesión. Sin embargo, nuestra metodología es principalmente práctica, por ello, te ofreceremos herramientas y ejercicios para practicar entre sesiones y audios o “meditaciones” que te ayudarán a desarrollar una actitud de atención y autocuidado en tu relación con la comida.

Si crees que este es un buen momento para aprender una nueva forma de atenderte, de escucharte y de cuidarte, te animamos a contactar con nosotros a través de llamada, whatsapp o correo electrónico para preguntar cualquier tipo de duda o formalizar tu inscripción.

carlos@psicoforma.es

667764962

Atentamente

Carlos

 

Sesiones

Miércoles 8 de abril de 19.00 a 20.30

Miércoles 15 de abril de 19.00 a 20.30

Miércoles 22 de abril de 19.00 a 20.30

Miércoles 29 de abril de 19.00 a 20.30


Localización

Online vía zoom


Precio

80

Inscripción

carlos@psicoforma.es
667764962